La otra hazaña (+Fotos)

Fotos: Tomadas del MINSAP y de la Corresponsalía de Matanzas

De la labor humana y valiente de los bomberos, socorristas y trabajadores de la Empresa Comercializadora de Combustibles de Matanzas, perteneciente a la Unión Cuba Petróleo (Cupet) y de tantos otros que entraron a tratar de sofocar el fuego de la tarde-noche del viernes 5 de agosto último, no será poco lo que falte por decir.

Fueron cinco días de angustia y arrojo a toda prueba, de constante enfrentamiento a la muerte, de salir corriendo para evitar las quemaduras emanadas de aquellos golpes de vapor a temperaturas inmedibles, de estar pendiente del compañero de al lado para arrastrarlo si titubeaba, buscar un lugar de escape por si el derrame del crudo hirviendo llegaba a las suelas del zapato…

Lea también: En zona industrial, franca recuperación donde es posible

Historias que los periodistas, que también arriesgaron la vida, buscaron, contaron y contarán para que los demás conozcan de las hazañas, para que nadie “venga a hacer un cuento” ni a manipular y tergiversar el profundo dolor de un pueblo, que llora a los que no regresaron.

Pero está aún por escribir y narrar las vivencias de esos hombres y mujeres que integran los equipos multidisciplinarios de profesionales que minuciosamente revisan cada palmo, luego del siniestro, para descubrir un atisbo que indique presencia humana en el lugar, esos que sufren también porque tienen la alta responsabilidad de dar el consuelo, si es que lo hay, a las familias que esperan.

Es labor paciente, cada vez que en el sitio donde ocurrió el desastre, como en los laboratorios habilitados, descubren algún detalle, algún dato, se cotejan pruebas, los resultados tienen que ser certeros, el trabajo sensible y en extremo humano no puede tener errores.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) informa cada día y aunque existe ansiedad y el sufrimiento crece, quienes realizan esta otra hazaña son científicos, profesionales que hacen de su trabajo un sacerdocio, y no descansarán hasta concluir la difícil faena que les impuso la circunstancia, el suceso sin precedentes en la historia del país.

“Allí continúa la búsqueda incansable de fragmentos óseos y de objetos que pudieran tener relación con alguna de las personas desparecidas y se supone se encontraban en el lugar del accidente al momento de la explosión”, refrendaba el parte del Minsap hoy. Cada cubano espera esa información, cada familia quiere saber, y ellos lo saben.

El escenario es difícil, como difícil fue para los Héroes dejar la vida para salvar la de otros. (Por: Bárbara Vasallo / ACN)

Recomendado para usted

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.