Sábado, 21 de octubre de 2017

En Martí: Todo por la sal (+ Fotos)

Versión para impresiónVersión en PDF
Todo por la sal

 

El joven Osbeidy Sáez, en lugar de transportar la sal, como hacía habitualmente en la Unidad Empresarial de Base Salinera Matanzas, asume la tarea de apilar tablas y recoger los desechos que trajeron las olas cuando el huracán Irma pasaba cerca de las costas del municipio de Martí.  

 

Al situarse justo frente al mar la pequeña industria recibió fuertes azotes del potente fenómeno, sin embargo para su colectivo lo que más importa es que la salina sigue en pie.

 

1_0.JPG

El joven operador Osbeidy Sáez Orta es uno de los damnificados por el huracán Irma en la salina, pero continúa en su entidad a pie de obra.

 

“En mi casa el ciclón me llevó el techo del portal, entonces me divido un poco aquí y un poco en mi vivienda que todavía no he terminado de reparar, bueno mucho más aquí porque mira esto cómo quedó”, comenta el operador de tractor, quien vive en una comunidad costera cercana.

 

Al decir del joven lo que más le impactó fue “la entrada del mar, que arrastró los tanques de cemento, mangueras, tablas y hasta una sombrilla de Playa Menéndez, por eso desde el domingo estamos recogiendo todo. Tenemos que sacar adelante esto, esto es la vida de nosotros y además la población lo necesita”.   

 

SALINEROS CONTRA IRMA

 

Pese al impacto de los fuertes vientos y la furia del mar, Osbeidy Sáez Orta junto a los demás trabajadores de la pequeña salinera desempeñan diversas tareas desde hace más de 20 días en función de resarcir los daños y darle vitalidad a la empresa.

 

Según Blas Jesús Hernández Santos, director de la UEB, las afectaciones se concentraron en la cubierta de 14 instalaciones, entre ellas áreas de servicio y productivas, almacenes y talleres, mientras se estima que un 80 por ciento de los daños se encuentran en el proceso productivo.

 

“Tanto la sal cristalizada como la sal en disolución y la sal en meseta sufrieron los embates del ciclón. También hay una afectación significativa en todo el proceso tecnológico de la salina al encontrarse dañados los diques de protección, los terraplenes interiores y los pasillos de los cristalizadores”, explica Hernández Santos.   

 

Sin embargo a partir de la declaración de la Fase Recuperativa el personal del centro procedió a desaguar el campo salino para llevar el sistema a los niveles establecidos. Además, trabajaron intensamente en el banco transformador, que fue muy dañado, para proveer de energía a la planta de elaboración y al taller de mantenimiento. Actualmente concentran sus esfuerzos en restablecer el fluido eléctrico que posibilitará el montaje del sistema de bombeo.

 

DSC_6716.JPG

Los trabajadores ubicaron nuevamente el banco transformador, que se destruyó completamente

 

DSC_6772.JPG

El desagüe del campo salino resulta fundamental para llevar el sistema a los niveles establecidos

 

Aunque las pérdidas de la industria ascienden a más de 113 000 pesos, el directivo asegura que la adopción de medidas preventivas evitó daños mayores. “El equipamiento no sufrió ningún estrago, los motores eléctricos se desmontaron y se colocaron en sitios seguros. Por otra parte, la ubicación de los productos almacenados en zonas altas permitió protegerlos de la entrada del mar, que alcanzó más de un metro de altura”.  

 

En estos momentos la UEB no abastece a la población, pero responde a pedidos específicos de la industria y de la agricultura, ya que el envasado se produce de forma manual.

 

DE PINAR A LA SALINERA

 

No solo los martienses protagonizan las labores de recuperación, pues reciben ayuda de la provincia más occidental del país, a través una brigada de techadores de la Empresa Geominera Pinar, dirigida a la restauración de la cubierta.

 

2_1.JPG
Equipo de la Empresa Geominera Pinar inmerso en las
labores constructivas

El grupo conformado por seis paileros, soldadores y montadores también trajo consigo recursos para apoyar en la recuperación del comedor de los trabajadores, el almacén de productos terminados y el taller de mantenimiento.

 

DSC_6743.JPG
Jorge Luis Cabrera Hernández, director de la brigada de
Geominera Pinar
 

 

Para Jorge Luis Carrera Hernández, director de la brigada, el techado de las instalaciones no puede esperar, por eso se trasladaron enseguida. “Con esta labor se benefician los trabajadores al mejorar las condiciones del comedor y también la población, al rescatar las instalaciones donde se produce el demandado mineral.

 

 

“Esta brigada ya había estado años anteriores en la salina y aquí nos ves nuevamente, aún no dejamos de trabajar. Es verdad que estamos lejos de nuestras casas y allá también se sintieron los vientos de Irma, pero la familia sabe que aquí hacemos lo que nos toca por quienes más lo necesitan”, dijo en medio de las acciones constructivas.

 

La UEB Salinera Matanzas supera poco a poco los destrozos del huracán Irma con el propósito de restablecer nuevamente la elaboración de sal, una actividad económica importante para ese territorio y que garantiza un producto de la canasta básica familiar normada en la provincia de Matanzas. (Por Ayose García y Anet Martínez. Fotos: Ramón Pacheco Salazar)

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg