Sábado, 16 de diciembre de 2017

Desde Matanzas: añoranza por el cine

Versión para impresiónVersión en PDF
Desde Matanzas: añoranza por el cine

 

La oscuridad, el silencio, el llanto o la risa compartida, el conflicto recreado en la inmensidad de una pantalla. Ello y mucho más suscita la nostalgia de aquellas generaciones de matanceros que disfrutaron la buena salud y popularidad de las salas de cine.

 

Según reconocen quienes vivieron esta etapa, la preferencia por dichos espacios no era exclusividad del territorio cabecera. Hasta en otros municipios y poblados los niños crecieron con la suerte de apreciar en la gran pantalla producciones de la cinematografía animada clásica. Cuentan que era usual ser partícipe de una cola y coincidir allí con los amigos del barrio.

 

Más allá de un pasatiempo, esos recuerdos connotan una práctica cultural desprovista del simple consumismo audiovisual presente sobre todo en las naciones que avanzan hacia una sociedad de la información, donde el disfrute de un filme no solo ocurre allí la tranquilidad del hogar, sino desde ordenadores u otros dispositivos que, conectados a Internet, permiten degustarlo de forma online.   

 

Aunque Cuba dista de semejarse a esa realidad, los amantes de dicha manifestación artística utilizan las ventajas de la digitalización para apreciar películas nacionales y extranjeras. Muchas veces una producción del patio transita de memoria flash a otra y aún no ha ocurrido su estreno oficial. Se esfuma así la posibilidad implicarse en un fenómeno sociocultural, se pierde la oportunidad de la expectación compartida, que sin dudas es más enriquecedora.

 

¿Cuántos niños matanceros conocen el encanto de las salas de cine? ¿La pérdida de esta tradición es cuestión de las nuevas tecnologías o de las carencias e imperfecciones que este servicio acumula por años?

 

Según el reportaje ¿Oscuridad en las salas oscuras?, publicado el pasado mes de abril en Juventud Rebelde, el Centro Provincial de Cine (CPC) padece problemas tecnológicos, especialmente con los video-proyectores, de ahí que la mayoría de las salas cuenten con video y televisor. Por otro lado, de las 40 instalaciones solo 28 se encuentran funcionando.

 

Aun cuando esta problemática no resulta una singularidad de la Atenas de Cuba, Matanzas figura en los anales de la cinematografía como la segunda ciudad cubana a donde llegó la invención de los hermanos Lumiere.

En 1899 y desde el teatro Sauto varios matanceros conocieron el cinematógrafo y la maravilla de las imágenes en movimiento, una novedad que solo acumulaba cuatro años de existencia.

 

Ante el peso de la historia, duele más que la popularidad de este placer sea una añoranza de nuestros padres, que en pleno siglo XXI las pantallas grandes resulten un lujo o que los pequeños de casa identifiquen a estos espacios como inmuebles ajenos, desconocidos.

 

No obstante, reconozco el esfuerzo conjunto del CPC y de Artex por aprovechar las bondades de las nuevas tecnologías para crear salas de cine 3d. Una prueba de que algunas iniciativas son dables si de propiciar el entretenimiento y la recreación sana se trata.

 

Aunque estos espacios debieran incrementarse y extenderse por la provincia, el séptimo arte en tercera dimensión ya regresa a muchos aficionados a la complicidad de las salas y a otros les ofrece la bienvenida.

 

Es cierto, los cines en Matanzas adolecen, pero ingeniosas alternativas podrían insuflarle bocanadas de aire fresco. Solo no planifiquemos la acción para el final de la película, cuando el rodaje avance tanto que no quede tiempo para disfrutar de un desenlace feliz.

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg

Encuesta

Tras la inclusión de Góngora, ¿cómo reforzarías a los Cocodrilos rumbo al play-off de la 57SNB?