Jueves, 24 de agosto de 2017

Atajar a los vectores, tarea cotidiana

Versión para impresiónVersión en PDF

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española se entiende por vector aquel agente que transporta algo de un lugar a otro. En el caso epidemiológico que es el que nos interesa en este momento estaríamos hablando de los mosquitos y ratones. Aunque existen otros, estos son los más peligrosos en nuestro caso.

Normalmente los mosquitos transmiten enfermedades causadas por virus o parásitos minúsculos. El mosquito y el virus no se dañan el uno al otro, pero el virus se reproduce en el interior del mosquito. Más tarde, el mosquito puede transmitir el virus a otros seres humanos al picarlos. El virus del dengue, el chikungunya, la malaria o la fiebre amarilla son algunas de las enfermedades que pueden transmitir estos insectos.

Los roedores por su parte, pueden transmitir más de 70 enfermedades, desde la Peste Bubónica hasta al Tifus y el Hantavirus. Por ello conviene tener el hogar y las áreas comunes libres de estos vectores. En primer lugar, evitando la acumulación de depósitos con agua estancada favorable para el desarrollo de los mosquitos, y en cuanto a las ratas, no dándole la menor posibilidad de instalarse en la casa. Evite los regueros o líos de ropas u otros trastes que le sirvan de refugio, y si ya tiene algún roedor instalado, acuda a las trampas o el veneno, pero no le dé tregua, mañana lo agradecerá.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?

 

Encuesta

¿Podrá VM32 descubrir las debilidades de los nuevos Cocodrilos de Matanzas?