Jueves, 19 de octubre de 2017

Matanzas: La ciudad que esconde un gran reloj solar

Versión para impresiónVersión en PDF
Matanzas: La ciudad que esconde un gran reloj solar

 

Aunque ningún documento fundacional ofrece pruebas al respecto, la ciencia lo confirma: la tricentenaria urbe de Matanzas se comporta como un gran reloj-calendario solar, y su singular trazado obedece a la “divina” proporción áurea o de Vitrubio.

 

La urbe neoclásica, fundada el 12 de octubre de 1693, junto a la bahía de Guanima, y a punto de cumplir sus 324 años, posee un singular diseño que cumple con la premisa astronómica de acomodarse al recorrido del sol para cada época del año, según las conclusiones de Ercilio Vento, Historiador de la Ciudad.

 

El eminente investigador da cuenta de que el Centro Histórico local, Monumento Nacional, queda iluminado por el astro rey en sus fachadas del este y el oeste de manera alternativa, mientras las situadas al norte y sur en cada estación permiten igual régimen de luz según la orientación de la calle.

 

Así pues, el particular maridaje entre astronomía y urbanismo en Matanzas, región situada a unos 100 kilómetros al este de La Habana, se suma a otras particularidades de su trazado incluido entre las maravillas de la ingeniería civil cubana.

 

Todo indica que la particular relación con el astro rey hace de la localidad un caso excepcional, pues su materialización constituyó un notable adelanto para la época al anticiparse en tres siglos a las modernas concepciones de ciudad, según su ubicación en el mundo, iluminación y clima.

 

El plano tomado como documento fundacional y por el cual debió regirse Don Juan de Uribe y Ozeta para el trazado de las avenidas, fue obra del ingeniero Don Juan de Herrera Sotomayor, recuerda Vento en su conocido artículo Matanzas: arquitectura y urbanismo.

 

Si bien por ordenanza real se debía orientar la ciudad de modo que el sol la iluminara primero antes de bañar el agua con su luz, resultó imposible lograrlo, pues el área urbana está escoltada por dos ríos, al norte y al sur y precedida por la bahía, refiere el historiador.

 

Según Vento, en el área correspondiente a la alineación original durante los meses más fríos el sol penetra más y disipa este efecto térmico en los interiores, mientras en verano no invade las habitaciones, con lo cual permite que el fresco de la mañana apresado en las casas se conserve por más tiempo.

 

Más allá de las curiosidades y los descubrimientos científicos, para quienes aman la localidad yumurina basta con apreciarla como escenario único de tradición e historia, y añorar su nuevo florecimiento como el acontecido en el siglo XIX, cuando mereció el calificativo de Atenas de Cuba. (Por Roberto Jesús Hernández Hernández/ACN)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg