Miércoles, 23 de agosto de 2017

El camino de la independencia

Versión para impresiónVersión en PDF
El camino de la independencia

 

“¡Ciudadanos, hasta este momento habéis sido esclavos míos. Desde ahora, sois tan libres como yo. Cuba necesita de todos sus hijos para conquistar la independencia!”

 

Así comenzaría una nueva página en la historia de Cuba. Las palabras del abogado y patriota Carlos Manuel de Céspedes trazaban la ruta hacia la liberación nacional.

 

El 10 de octubre de 1868 comenzó una de las guerras más largas y devastadoras que ha tenido la nación cubana. Un episodio necesario para el logro de la verdadera independencia y también para abolir la esclavitud.

 

En un contexto convulso, avasallador, Céspedes reúne a sus esclavos en el ingenio La Demajagua y los invita a la gesta. El 10 de octubre de 1868 anunciaba el camino de las armas como única opción posible para derrocar al colonialismo español.

 

Cuba se enfrentaba al poder de la metrópoli española con pocos recursos y municiones, y un ejército de hombres que seguían objetivos comunes, pero faltaba disciplina y organización para alcanzar las metas.

 

El primer día de la libertad, no la general y definitiva, pero sí la que se decidió para todos los hombres que quisieran luchar por ella.

 

Con poco más que el coraje, la valentía y el deseo de ver a su patria liberada los mambises declararon una lucha que inició el día 10 y que coincidentemente se extendió por diez años.

 

Y aunque la esclavitud constituyó un fantasma presente en la Isla hasta 1886, el hecho sentó las bases para abolir el sistema de propiedad privada sobre las personas.

 

Como en toda gesta hubo muerte; como en casi todas, el país perdió parte de su patrimonio, se percibió destrucción, dolor y miseria.

 

Emergieron figuras importantes como Carlos Manuel de Céspedes, Máximo Gómez, Salvador Cisneros, Ignacio Agramonte y otros de los que no se registran sus nombres, pero que igualmente influyeron en el desarrollo de la gesta.

 

“Los que me quieran seguir que me sigan; los que se quieran quedar que se queden, todos seguirán tan libres como los demás.”

 

Miles de hombres valerosos dieron la vida en favor de un país más próspero para sus hijos, para sus nietos, para la familia que pensaron tener y quizás nunca vieron, además, para los que hoy  disfrutamos de esta libertad.

 

La guerra tuvo un carácter nacional,  liberador, democrático y antiesclavista. El Oriente del país llamó a una batalla que luego fue secundada por otros territorios.

 

Finalmente no se lograron sus objetivos, pero inició el proceso revolucionario cubano para instaurar muchos años después, una República libre y soberana.

 

e ganó en experiencia, en tradiciones culturales y estrategias para combatir. Un hecho sin precedentes, que aun con el paso del tiempo los cubanos rememoran con orgullo, con pasión porque gracias a ese acontecimiento el proceso revolucionario cubano ha podido llegar hasta nuestros días, a lo que somos y a escribir una historia que conduce a lo que seremos.    (Por Liliam Casabona  Dihigo/Radio 26)

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?

 

Encuesta

¿Podrá VM32 descubrir las debilidades de los nuevos Cocodrilos de Matanzas?