Jueves, 14 de diciembre de 2017

Celia: esa flor que renace siempre (+ Fotos y Video)

Versión para impresiónVersión en PDF
Celia: esa flor que renace siempre

 

celia-sanchez-08.jpg
Celia Esther de los Desamparados Sánchez Manduley, hija
del médico Manuel Sánchez y la manzanillera Acacia Manduley

 

 

 

 

 

En un tren de espuma
bajo el aguacero
viaja rumbo al monte
cuajado de enero
aquella muchacha
que he visto en un sueño
con tantas palomas
prendidas al pelo,
rodeada de luces
que escalan el cuerpo
y llenan sus manos
de besos y besos…

 

Tomado del poema EN UN TREN DE ESPUMA de Jesús Orta Ruiz

 

 

 

 

A menudo miro el libro de mi abuelo que habla de Celia, y que conservo en un lugar especial de la casa. Luego de haberlo hojeado tantas veces en mi infancia hasta alcanzar sus páginas un color amarillo, y de recorrer apasionantes anécdotas con la punta de los dedos, comprendo cómo aquel libro para adultos pudo atrapar la curiosidad de un niño. Era lógico, se trataba de Celia Sánchez, aquella niña menuda de Media Luna (actual provincia Granma) que de repente se convirtió en flor, me atrevería a decir que una de las más bellas de Cuba, una flor mariposa.

 

Desdichadamente no la conocí en persona, apenas nací cuando ella vivía. Pero sus historias me acercan a una mujer cubana, de carne y hueso, capaz de vencer adversidades y llevar la esencia femenina a lo más intrincado de la Sierra Maestra y a lo más peligroso del llano en tiempos de lucha clandestina.

 

No podría haber sido de otra forma, nació en el mes de las flores. Hoy 9 de mayo, día en que se celebra su natalicio en aquel pueblito de Oriente, pareciera que Celia Esther de los Desamparados brota nuevamente en cada sitio donde creció su nombre e hizo más falta que estuviese, porque su infinita sensibilidad siempre le indicó de qué lado debía estar.  

 

Hay quienes prefieren recordarla traviesa y ocurrente de niña, en busca de alguna broma por hacer, como cerrar la llave de paso para dejar enjabonado a quien se estuviera bañando, o esconder los zapatos de algún familiar visitante. Más allá de su natural picardía, acompañada en todo momento de esa auténtica manera de querer a los demás. 

 

Otros la ven detenida en las páginas de La Edad de Oro y los Versos Sencillos de José Martí, o atenta a las enseñanzas de su padre, el doctor Manuel Sánchez, quien inculcó en la familia la humildad y luego de mudarse a Pilón, la llevaba junto a él a conocer la pobreza de los campesinos de la zona.

 

También fue Norma, Aly, Carmen, Liliana y Caridad, tras tantas identidades se hallaba Celia, mujer con importantes misiones en el llano, la guerrillera al frente del pelotón Mariana Grajales, al lado de los más necesitados, la mano derecha de Fidel y la encargada de atesorar la valiosa documentación del Ejército Rebelde.

 

Su biógrafo principal, Pedro Álvarez Tabío afirmó “tiene el mérito histórico de haber sido la primera mujer combatiente del Ejército Rebelde y de haberlo hecho bien”

(Celia Sánchez y Hayeé Santamaría)

Su biógrafo principal, Pedro Álvarez Tabío afirmó “tiene el mérito histórico de haber sido la primera

mujer combatiente del Ejército Rebelde y de haberlo hecho bien”

 

celia-sanchez-06.jpg

(Celia Sánchez junto a Raúl Fidel y Vilma)

Por su labor en los constantes envíos de hombres y pertrechos,

Raúl la calificó como la “madrina oficial” del naciente Ejército Rebelde.

 

celia-fidel.jpg

Una de las más fieles ayudantes de Fidel Castro

 

Así era ella, de una agilidad y coraje casi indescriptibles, por eso muchos cubanos relatan con orgullo sus hazañas. Por ejemplo, aquella vez que se disfrazó de embarazada y ante la amable invitación a tomar café de unos guardias que no la reconocieron se introdujo en un cuartel con el propósito de obtener información para el Movimiento 26 de Julio, o cuando resultó detenida por el aparato represivo del régimen en una cafetería de Campechuela y tras la excusa de comprar una caja de chicles, marchó a la vidriera y emprendió tal carrera, que no logaron detener ni los tiros al aire de los captores, quienes la persiguieron hasta perder su huella.

 

En diversos combates y en la marcha durante la Caravana de la Victoria en enero de 1959, allí estaba. Participante activa de los momentos más significativos de la Revolución Cubana, sobre todo en sus obras sociales, siempre junto al pueblo.

 

CELIA.jpg

Celia, la alegría del pueblo cubano

 

celia-sanchez-04.jpg

Luego del triunfo de la Revolución, fue secretaria del Consejo de Estado,

diputada al Parlamento, miembro del Comité Central del Partido y de la

Dirección Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas

 

Ni la muerte pudo marchitar sus naturales pétalos, al contrario, como fuerte aguacero hizo que sus raíces se fijaran bien a la tierra y subiera convertida en la flor más autóctona de Cuba a la Sierra y luego bajara al llano. De este modo, renace así para todos una y otra vez la terrenal Celia de los Desamparados.  

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg

Encuesta

Tras la inclusión de Góngora, ¿cómo reforzarías a los Cocodrilos rumbo al play-off de la 57SNB?