Lunes, 23 de abril de 2018

7 de diciembre y el recuerdo del General Antonio

Versión para impresiónVersión en PDF
7 de diciembre y el recuerdo del General Antonio

 

Los poetas tienen esa capacidad de atrapar en sus versos el vuelo del espíritu, de retener la esencia del alma en cada estrofa. Es por eso que este siete de diciembre vuelvo al poema de Manuel Navarro Luna, para buscar entre raíz de trueno y palpitar de troncos, la presencia de Antonio Maceo.

 

Entonces, dejo a un lado el mito para sentir la huella humana del general que confesó: “amo todas las cosas y a todos los hombres porque miro más a la esencia que al accidente de la vida; y por eso tengo sobre el interés de raza, cualquiera que ella sea, el interés de la Humanidad”.

 

Aquel que vestía con elegancia aun en medio de la guerra, que hablaba de forma pausada y que confesó haber sufrido “las más fuertes y tempestuosas emociones del dolor y la tristeza” tras la pérdida del padre, la madre y ante el Pacto del Zanjón que proponía olvidar los sueños de independencia. 

 

maceo_antonio_0_0.jpg

Sigo leyendo las estrofas de Navarro Luna y evoco al hijo de Marcos y Mariana, que respondió más fuerte que los otros al llamado de Cuba. Ese que supo dividir en cauces diferentes las aguas del amor y con el pecho abierto declara a su María: “te abandono por nuestra  patria, que tan afligida como tú, reclama mis servicios, llorando en el estertor de la agonía. Pienso que tú sufriendo, y yo peleando por ella, seremos  felices (…) La primera vez luchamos juntos por la libertad; ahora es preciso que luche solo haciendo por los dos. Si venzo, la gloria será para ti”.

 

De repente, arriban los versos donde figuran Punta Brava y el instante de la caída que, según cuentan, había presentido de antemano. “Esto va bien”- dijo segundos antes del impacto de las balas: es la muerte, él lo sabe, y sonríe victorioso. / ¡Ya ni la muerte misma podrá vencerlo!”-asegura el poeta.

 

Es siete de diciembre y comprendo que el olvido no nublará nunca la voz de los cubanos cuando alguien pida que rememoremos la estirpe de Maceo, la cercanía de sus ideas a las nuestras.

 

Así lo sintió Navarro Luna y esta obligación nos llega desde su lirismo: Si habláis (…) de la gloria en la herida y de la gloria en la sangre, /del largo y cruento batallar sin reposo, / de en mil batallas veintisiete heridas cual veintisiete surcos/ ¡Tenéis que hablar del General Antonio!

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

MATANZAS-325.jpg

 

CANCIÓN OFICIAL

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg