Lunes, 11 de diciembre de 2017

Coloquio por el Centenario de Dámaso Pérez Prado

Un espectáculo agradable y auténtico

Versión para impresiónVersión en PDF
Un espectáculo agradable y auténtico

 

Rubén Darío Salazar es un genio que cumple deseos a través del teatro y Zenén Calero, su compañero fundador de Las Estaciones, el mago que convierte en auténtica belleza todo lo que toca. Imagínese usted si a esa amalgama milagrosa se le suma una voz como la de Bárbara Llanes.

 

Y si fuera solo la voz..., pero en Canción para estar contigo está toda la creatividad, el empuje y el amor al arte de una de las más importantes sopranos de Cuba. Recientemente se presentó un DVD realizado por Marcel Beltrán, que incluye toda la música, fotos y una película desarrollada a partir de la puesta en escena que protagoniza Bárbara Llanes junto a Teatro de las Estaciones.

 

Todo comenzó hace años, cuando Bárbara Llanes descubrió en la compañía que dirige Rubén Darío el lugar ideal para posar su sueño de hacer teatro musical: «€œYo no tenía dónde posar esa idea, ¿quién se iba a lanzar así?, porque tampoco es fácil encontrar a alguien que comparta tu forma de pensar.

 

Un amigo me invitó a ver La caja de los juguetes, que ponía Estaciones; una obra bella, con música de Debussy, y dije: yo no he visto una cosa tan linda en toda la isla. De hecho, hasta ahora no han dejado los espectáculos de asombrarme»€.

 

Luego de ese primer encuentro vinieron pequeñas colaboraciones, como la voz en Federico de noche, pero para ella no era suficiente: «€œRubén me propone hacer como un concierto juntos, pero yo le dije que no, que yo quería algo más, una obra de teatro, si lo que quería yo era hacer teatro musical. Él un poco corcoveó, entonces le propuse: yo te voy a escribir el cuento, voy a elegir los poemas, voy a escribir la música, los arreglos, y lo voy a grabar, porque todo ese proyecto lo voy a presentar en el Instituto de la Música, en Colibrí, y tú verás que eso va a salir. Cuando él vio que yo estaba así, tan disparada, habló con Norge Espinosa para que hiciera la dramaturgia».

 

Así, con texto dramático de Norge Espinosa, poemas de autores latinoamericanos, música de Bárbara Llanes, puesta en escena de Rubén Darío Salazar y diseños de Zenén Calero, nació la pieza teatral Canción para estar contigo, que creció y creció, hasta convertirse en una película y un producto mucho más amplio en formato de DVD. Así lo rememora Bárbara:

 

«Yo desde el principio tenía la ilusión de dejar una huella un poco más tangible, algo que no fuera totalmente efímero. Entonces, quería hacer una película con esto y, de hecho, hablé con Marcel en su momento, hicimos el proyecto de cómo yo quería que fuera. Una función filmada habría sido más fácil, pero yo quería que fuera otra cosa, no exactamente la obra de teatro. Lo hicimos como si el niño estuviera dentro del escenario, cerca de los actores; quería que hubiera primeros planos, que hubiera una visión más cercana, con esas imágenes y con esa perspectiva, pues también se están mezclando imágenes de una función en vivo, de donde usamos muchos planos, porque es muy lindo ver la reacción del público infantil».

 

Sobre los principales valores de este producto comentó la cantante devenida actriz y hasta medio realizadora audiovisual, de tantas ganas que le puso al proyecto: «Realmente tiene dos cosas muy buenas yo creo, porque fíjate que esta generación dentro de cinco años ya serán nuestros jóvenes, nuestros adolescentes, que tenemos que cuidar, porque serán dentro de otros cinco años más las personas que van a producir en este país, y entonces la primera ventaja y la primera maravilla que le veo es que de verdad que se tranquilizan, disfrutan, piensan y están en paz. En segundo lugar, les da una información que normalmente no tienen los niños, ni siquiera los jóvenes. Ahora mismo, estos muchachos que vienen a los espectáculos, que van desde dos hasta quizás doce, trece años, reciben a una soprano que canta como soprano; incluso muchos de ellos, varones y hembras, me imitan cantando; quiere decir que esa información les ha llegado, no de una manera exactamente didáctica, sino de una forma, digamos, indirecta, como algo que tiene una belleza por sí mismo y que, además, está cerca de ellos, y en un futuro, yo estoy segura de que hay quien sí va a ir a ese mundo de la música clásica, de la ópera, de la canción francesa, de la canción en general; al menos van a saber que existe ese mundo y que tienen la posibilidad de llegar a él, y creo que, por lo menos para mí, es algo importante, no porque sea cultura, sino porque eso es un crecimiento espiritual. Ese mundo inmenso, casi infinito, que tiene un montón de música hecha por los grandes maestros del mundo, es un mundo al que, si tienes acceso, no te vas a perder algo verdaderamente maravilloso. Entonces es un pequeñísimo grano de arena que, al final, me he sorprendido mucho poniendo en esta generación de niños».

 

En el aspecto formal, también tiene virtudes que Bárbara Llanes no puede dejar de comentar: «€œLa fotografía es muy linda, Marcel fue el que lo editó, que hizo también un trabajo divino, con una sensibilidad musical, con un ritmo, a mí me parece que es un gran material. Fue un trabajo en conjunto, se ve bien, tiene un arte importante, bonito, en total, porque una cosa es el tema del cine y otra los diseños de Zenén Calero, que son geniales, y yo quería que todas esas figuraciones, toda esa visualidad creada por Zenén, estuvieran en la película».

 

«€œUn detalle que también se suma a la calidad y la veracidad de la puesta en escena y de la puesta en cámara es el hecho de que la música ya estaba grabada, fue hecha con una orquesta que dirigió José Antonio Méndez Padrón, con un piano maravilloso de Víctor Díaz, pero yo canto en vivo en la filmación, nunca doblo, porque yo quería defender la veracidad, la autenticidad de las situaciones dramáticas; entonces, para que tú tengas una cercanía más evidente, más fuerte, de la dramaturgia, pues no se podía doblar algo que se hubiera hecho en un estudio; ahí está la mano también del sonidista, de Girardo García, que es muy capaz, muy profesional, muy bueno».

 

¿Satisfecha? La respuesta, después de años de intercambio con el público, es positiva: «Esto ha tenido un proceso muy largo, de varios años ya. Hicimos dos giras nacionales, fuimos a dos festivales en México y ahora estamos reponiendo. Yo siento que ahora es cuando yo estoy más satisfecha.

 

Con estas últimas presentaciones y con la salida del disco es que se completa muy bien el sentido de lo que tiene esta creación. Yo he sentido ahora un público mejor, más preparado, más integrado, más involucrado con la música, que acepta mucho mejor que en años anteriores. Con pocos recursos y mucho talento, mucho ingenio, se ha logrado un espectáculo agradable y bastante auténtico, que es algo que también me interesa mucho, que sea algo nuestro, no un invento de tratar de hacer grandes producciones: decir, por ejemplo, vamos a hacer El rey león; yo creo que nosotros siempre tendríamos que defender lo nuestro». (Giusette León García--CubaSí )

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

 

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg

Encuesta

Tras la inclusión de Góngora, ¿cómo reforzarías a los Cocodrilos rumbo al play-off de la 57SNB?