Sábado, 24 de junio de 2017

Ulises Rodríguez Febles: El don de escribir

Versión para impresiónVersión en PDF
 Rodríguez Febles: el don de escribir

 

La vida de Ulises Rodríguez Febles está signada por el teatro. Dentro de poco cumplirá 25 años de vida artística, pero cuando hurgamos un poco en su existencia descubrimos que su relación con las tablas data de mucho más tiempo.

 

Confiesa que de niño soñó con ser actor, porque pocos esperan convertirse en novelistas o ensayistas, menos dramaturgos. Esa fue su aspiración inicial, y hacia allí dirigió sus pasos. Llegó al teatro profesional precisamente por todo ese recorrido transitado por el teatro aficionado en la primaria, secundaria, el pre y la universidad.

 

Nació en una casa campesina en el Valle Guamacaro, en Limonar, rodeado de textos. Allí se encontró por primera vez con Los Miserables, Cecilia Valdés... Proviene de una familia guajira, pero ilustrada. En su hogar siempre reverenciaron a los libros, algo que abonó la predisposición genética que ya tenía por la literatura. Eso que llaman “nacer con un don”.

 

De adolescente conoció a Eduardo Macías, esposo de una prima y director de programas televisivos como Los papaloteros y Pasión y Prejuicio. Esa coyuntura familiar robusteció su amor por el teatro al visitar La Habana y apreciar varias piezas.

 

Estaba decidido a entrar en el ISA, pero ese año no vinieron carreras y optó por el Instituto Superior Pedagógico Juan Marinello. Justo cuando pensaba que su relación con las tablas sufriría una ruptura, en primer año montaron una obra suya. Estudiando en el pedagógico publica sus primeros cuentos.

 

Al repasar su currículo uno queda perplejo ante una vida tan prolífica, premiada en innumerables ocasiones. Solo por mencionar algunos, obtuvo el Premio Virgilio Piñera por el Tricentenario de la Ciudad de Matanzas 1993, el José Jacinto Milanés de dramaturgia, dos veces (1996-2000); el Premio Calendario, de la AHS (1998); el de Dramaturgia para Títeres Cien Obras para un Papalote (1998); Premio y primera mención de Dramaturgia para Títeres Dora Alonso de teatro para niños y títeres (2002), y en 2004 el de Dramaturgia Virgilio Piñera  y el Royal Court Theatre.

 

En el 2013 conquistó el premio de novela Cirilo Villaverde, de la Uneac, por Minsk, que a la vez recibió el de la Crítica Orlando García Lorenzo, 2015.

 

Para muchos es de los dramaturgos más representados en la actualidad. Sus piezas teatrales han sido estrenadas por Teatro D´Sur, Papalote, Teatro Primero, Icarón Teatro, Compañía Rita Montaner, Vital Teatro, Conjunto Dramático de Cienfuegos, El Mirón Cubano, Mefisto Teatro, Teatro de Montecallado, Teatro Teatral, Teatro Cabotín, Upstream Theater, de San Louis, Estados Unidos: Akuara Teatro, Estados Unidos y Royal Court Theatre, de Londres.

 

Sus obras se estudian en varias universidades del exterior. A pesar de su fecunda labor en las tablas asegura que se siente más narrador que dramaturgo. Como pez en el agua se regocija al verse rodeado de libros, inmerso en los archivos y bibliotecas.

 

— ¿Qué motivos te despiertan la creación?

 

—A veces una idea, un suceso que te impacta, una anécdota, un recorte de periódico. Son historias que se conectan contigo. Después viene la investigación, un proceso donde se aprende mucho.

 

 — ¿Tu primera novela Minsk tuvo mucha aceptación del público y la crítica? ¿Un distanciamiento con el teatro?

 

—En una sala de teatro tienes la oportunidad de ver la reacción de las personas, la empatía con el público; en el caso de la novela, según mi experiencia con Minsk, la gente se te acerca y te dice su opinión. En este género literario el único responsable eres tú. El teatro depende de muchos: la visión del director, los actores, la escenografía…

 

 —Eres de los dramaturgos más representados en Cuba. ¿Te sientes satisfecho con las representaciones que han hecho de tu obra?

 

—En Cuba no existe la tendencia de que el dramaturgo forme parte de los procesos de puesta en escenas. Durante mi estancia en Londres, en Royal Court Theatre sí formé parte del proceso. El vínculo es muy estrecho con el autor. Pero lo importante es que monten tus obras.

 

— ¿En qué momento creas?

 

—Aquí en mi oficina. Entre las miles de gestiones que hago en el día. Es algo inherente a mi persona, como respirar, lo hago por la mañana temprano y durante todo el día, en la luz. Nunca escribo por la noche.

 

A pesar de las barreras que pudiera significar no estudiar en el ISA, o ser del campo, se siente un producto de Royal Court Theatre, donde pasó un taller. Según él, esa forma de hacer teatro fue un cambio para la escena cubana, sentó pautas en la relación del dramaturgo con la escena. Aprendió a internacionalizar los conflictos de sus personajes.

 

Y mientras se le escucha hablar con esa humildad siempre característica en él, uno nunca llegará a comprender la sencillez de este reconocido creador que habla de sus más de 30 títulos como si se refiriera a otra persona, no hay anquilosamiento en su postura, menos ínfulas de grandeza.

 

De esa sencillez primordial han salido obras que han estremecido la escena nacional con representaciones como Huevos y El Concierto.

 

En su oficina de paredes descascarañadas descansa un ataúd que acaba de gestionar para una pieza; más allá una colección de títeres de barro de todo el mundo. Junto a la PC un reloj de pared antiguo con una granada como péndulo que no marca el tiempo, pero el tiempo sí transcurre en ese espacio suyo, donde se conserva la memoria escénica del teatro cubano, y desde donde emergen críticas periodísticas, obras teatrales; pero Ulises nunca se ha desprendido de aquel niño que fue en Guamacaro rodeado de libros, con muchas ganas de soñar, y nacido con un don especial. 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿QUIERES VER UNA IMPRESIONANTE CIUDAD DE MATANZAS EN HD?

 

Encuesta

¿Qué crees de las obras de restauración en la ciudad de Matanzas?