Viernes, 23 de febrero de 2018

Historias humanas: De lo cierto a lo increíble

Versión para impresiónVersión en PDF
Historias humanas: De lo cierto a lo increíble

 

Los historiadores en todos los tiempos han guardado hechos y aconteceres que han arribado a lo insólito. Sucesos que de no ser por la autoridad de quien los relaciona entrarían por las puertas de la leyenda.

 

El Julio César, que tanto dio que hablar por sus andanzas guerreras, políticas, amor con Cleopatra y su final en los idus de marzo con 23 puñaladas, tuvo una jirafa como animal preferido y empleaba perros en sus legiones guerreras. ¡Curioso, verdad!

 

Las extravagancias no soslayaron el campo de batalla, cuando los elefantes, esos paquidermos de unas cinco toneladas de peso y altura considerable, fueron utilizados como máquinas de guerra. En uno de los sitios de Numancia se les agredió con esos animales, pero como dice el refrán “el tiro les salió por la culata” porque los pobres animales cansados de tanto sometimiento y golpes se rebelaron contra quienes los dirigían. Pero,  los numantinos pudieron salir libres de la agresión.

 

Entre los grandes criminales de la humanidad antigua descolló Herodes, no solo responsable de la matanza de inocentes en Belén, como consigna el Evangelio de Mateo: cuando se sintió moribundo ordenó a su hermana Salomé que tras su muerte asesinara a flechazos a 300 nobles más importantes del país, ya cautivos en Jericó. La orden fue cumplida hasta la última flecha.

 

Aunque no de la magnitud narrada en el párrafo anterior, casi al expirar la Reina Isabel de Castilla escribió: “No consientan ni den lugar que los indios reciban agravio alguno en sus personas y sus bienes, mas manden que sean bien y justamente tratados”. ¿Qué opina el lector?

 

Pedro Fernández Cabrón es un ejemplo histórico de que los patronímicos tampoco escapan de los procederes y caprichos del homo sapiens. Este pirata formó parte de las huestes que enviaron los Reyes Católicos para combatir la insurgencia de los nativos de Islas Canarias.

 

Su crueldad le dio renombre, aunque perdió gran parte de sus hombres en una batalla, así como su boca se desfiguró por una pedrada en el campo de batallas. Su ejecutoria sirvió para con varios usos, el apellido se utilice en forma despectiva.

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Raúl Torres - Laureles y Olivos

MATANZAS-325.jpg

 

CANCIÓN OFICIAL

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg