Domingo, 27 de mayo de 2018

Los molinos: Oda a la libertad y la belleza (+ Fotos)

Versión para impresiónVersión en PDF
Los molinos: Oda a la libertad y la belleza

 

Porque existen lugares que bien valen una zambullida sin más pretensiones que adentrarse en las apacibles y refrescantes aguas de un río y echar a nadar.

 

El costo es mínimo y el gozo enorme, y permite disfrutar de la transparente belleza que corre imperturbable y bulliciosa en su búsqueda al mar. Esa majestuosidad natural se puede encontrar en Los Molinos, donde viaja el río San Agustín, afluente del San Juan, ubicado a pocos minutos de la ciudad de Matanzas.

 

El verde brota casi alegre en todas sus tonalidades. El sonido del agua que cae entre las piedras lo abarca todo. El fondo del río se aprecia gracias a las cristalinas aguas a donde no han llegado los azotes de la modernidad.

 

Cuentan los historiadores que en el siglo XIX en la zona existía un ingenio del que solo se conserva su nombre: Los Molinos.

 

Cerca de allí todavía se mantiene en pie una vieja fábrica de hielo que en el pasado fue símbolo del progreso ya que se alimentaba con la energía que producía la corriente acuífera.

 

También se conoce que en esos lares un niño esclavo mitigó la tristeza y el dolor. Allí se refugiaba de la maldad de los hombres y del oprobio de la esclavitud. ¡Qué lugar más sublime para restañar las heridas!

 

Seguramente con el alma henchida de gozo por la belleza del entorno decidió buscar las palabras con las cuales describir sus emociones. Entonces el niño esclavo, de nombre Manzano, aprendió a escribir de manera autodidacta dotando a la literatura cubana de un documento vital para entender los sufrimientos de los negros esclavos. Allí narraría sus pesares.

 

Más, se puede asegurar que en algunos momentos su alma infantil gozó la sensación de libertad al disfrutar de la belleza, esa que le permitió expandir su alma y colmarla de colores y alegrías. Siglos después Los Molinos sigue cautivando en su viaje interminable al mar.

 

Algunas veces se siente el barullo infantil de niños que se escapan de la escuela para disfrutar de la hermosura del paraje. Irremediablemente uno piensa en Juan Francisco Manzano, el niño esclavo que aprendió a escribir y fue feliz en Los Molinos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

eso es verdad ese rio es muy bello y hermoso y se difruta de esa belleza naturaleza y se goza de la vista q tiene el paisaje

Bellas imágenes, transmiten tranquilidad y paz, eso nos hace mucha falta a todos. Sigue “explotando” las bellezas de Matanzas que bien lo merece, ciudad bendecida por la Naturaleza y su Historia. Ya casi eres un profesional de la fotografia.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Identifican Segunda Caja Negra de accidente aéreo en La Habana

Raúl Torres - Laureles y Olivos

MATANZAS-325.jpg

 

CANCIÓN OFICIAL

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg