Martes, 28 de marzo de 2017

Estación Experimental de Pastos y Forrajes: Más de medio siglo por el desarrollo agropecuario (+ Fotos e Infografías)

Versión para impresiónVersión en PDF
Más de medio siglo por el desarrollo agropecuario

 

Hace 55 años surge la Estación Experimental de Pastos y Forrajes (EEPF) Indio Hatuey, primera institución científica creada por la Revolución en la rama agropecuaria, a tono con el interés del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz de impulsar este sector en la Isla.

 

foto portada-01.jpg

 

Los investigadores junto al personal técnico del prestigioso centro, ubicado en el municipio de Perico, cumplen a diario la máxima del líder cubano al contribuir al desarrollo local sostenible mediante modelos productivos agroecológicos.

 

DONDE COMIENZA TODO

 

El texto Génesis y Evolución del Quehacer Científico atesora en sus páginas que en 1962 Fidel Castro, quien dirigía personalmente el Instituto de Reforma Agraria (INRA), le dio la tarea al ingeniero agrónomo Rolando Fernández Cruz de buscar un sitio apropiado para establecer una estación que se dedicara al estudio de los pastos.

 

Rolando Fernández junto al Capitán Julio Suárez, presidente del INRA en la provincia en esa época, “finalmente seleccionaron una finca con un área aproximada de 245 hectáreas, situada a un kilómetro del central azucarero España Republicana”.

 

_DSC0140.jpg

 

El 8 de marzo de 1962 quedó fundada la estación con el nombre de Indio Hatuey, en honor al primer luchador y mártir por la independencia de Cuba.

 

Diversas consideraciones apuntan que se escoge el lugar por sus buenas tierras, el abasto de agua, la cercanía a la capital y a zonas previstas para el desarrollo ganadero.

 

El doctor Marcos José Esperance Matamoros, investigador titular de la EEPF, recuerda aquellos primeros años de investigación en la Indio Hatuey con mucho orgullo. Con solo 22 años de edad realizó el montaje de diversos trabajos experimentales en empresas y áreas de producción.

 

A Marcos José la memoria no le falla, pues prácticamente creció allí, comenta que en aquella época efectuaron trabajos de conservación de forrajes en forma de heno y ensilaje para atenuar la carencia de alimentos en períodos pocos lluviosos, además de la implementación de sistemas silvopastoriles al incluir árboles dentro de los potreros.     

 

“En ese entonces la unidad contribuyó a la introducción de la ciencia y la técnica en la producción agropecuaria, y a su vez se crearon otras instituciones vinculadas entre sí como el Instituto de Medicina Veterinaria, el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas, el Centro de Investigaciones para el Mejoramiento Animal de la Ganadería Tropical, y esa fue la visión de Fidel que unos cooperaran con otros hasta hoy”, señala Esperance Matamoros.

 

La estación evolucionó de acuerdo con la necesidad del país. Según el doctor Giraldo Jesús Martín Martín, director de la estación, transitó desde un centro especializado en pastos y forrajes hacia una entidad de investigaciones que incorporó a su quehacer la concepción agroecológica dentro de una estrategia ambiental e incentivó la diversificación para consolidar su propia existencia.

 

Entre sus principales aportes durante estos 55 años destacan las variedades de pastos y forrajes y sus tecnologías, la elaboración de césped, la sericultura, las bioenergías, el desarrollo local, así como la formación de profesionales y el postgrado.

 

_DSC0011.jpg

 

La estación experimental se identifica por los estudios realizados para evaluar el comportamiento de la morera (Morus albaL), especie que posee excelentes cualidades nutricionales, entre las que se destacan su alto contenido de proteína y de energía

 

20150227_145327.jpg

 

Con el adecuado manejo de esta arbórea es posible desarrollar la crianza del gusano de seda.

 

“Hoy el mayor desafío es hacer de Indio Hatuey una empresa de base tecnológica, comprometida con el desarrollo territorial y con la construcción de un socialismo próspero y sostenible”, apunta el directivo.

 

FUERTES LAZOS CON EL CAMPESINADO CUBANO

 

La Estación Experimental Indio Hatuey mantiene desde su fundación un estrecho vínculo con el sector productivo y concentra sus esfuerzos en los procesos de innovación.

 

Hace más de 10 años la entidad decidió realizar un giro en el sistema convencional de transferencia tecnológica con el propósito de fomentar la innovación y el desarrollo local, así lo refiere la investigadora Marlen Navarro Boulandier.

 

Al decir de la doctora en Ciencias Agrícolas, el nuevo enfoque reconoce el rol del campesinado cubano en la producción de leche y carne, mientras promueve la aplicación en el sector rural, de sistemas de bajos insumos basados en la agroecología.

 

infografía_2.jpg

 

Para ello se desarrolla una metodología de trabajo participativo en comunidades y entidades agropecuarias, que facilita la formación de redes en torno a la seguridad alimentaria y el cambio climático.

 

Entre los principales ejes de acción, Navarro Boulandier destaca el acceso a la diversidad biológica, experimentación campesina, la diversificación productiva así como la mejora de los suelos y reciclaje de nutrientes, lo cual favorece el aumento de la resiliencia de los sistemas productivos.   

 

undp_cl_medioambiente_infografia-suelos-FAO.jpg

 

También se centran en la producción integrada de alimentos y energía, mediante la concepción e implementación de la finca agroenergética en varias provincias de Cuba.

 

Este modelo contribuye a la mejora de la calidad de vida en el campo, el cuidado de los ecosistemas, y la adquisición de una cultura ambiental por parte de los propios actores.

 

“En las fincas se tratan los residuales con biodigestores, y además se genera biogás, recurso energético que se utiliza para la cocción de alimentos, en refrigeradores, ollas arroceras, calentadores de agua e incluso el alumbrado. Mientras los efluentes líquidos y sólidos se emplean como bioabonos en los cultivos agrícolas”, agrega.

 

En varios de estos asentamientos se aprovecha la energía fotovoltaica y eólica en aras de accionar los sistemas de riego.

 

4-energias-renovables.jpg

 

La Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey continúa a la vanguardia en la aplicación de sistemas sostenibles que permiten intensificar la producción pecuaria y la generación de múltiples servicios ambientales en el entorno rural ganadero. (Fotos: Cortesía de la EEPF Indio Hatuey)

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.