Miércoles, 23 de mayo de 2018

prejuicios

Wanda: Una mujer como otra cualquiera

Se llama Wanda pero alguna vez se llamó Jaime y jugó a las muñecas con las niñas de su barrio en el corazón de Pueblo Nuevo, le robó las ropas a su mamá para disfrazarse y soñó con ser artista. Recibió muchos castigos, golpes e insultos, fue al psicólogo en repetidas ocasiones, pero nada pudo contra la voluntad de Wanda, un sentimiento que quiso salir desde el primer día que cruzó el baño de varones.

Wanda: Una mujer como otra cualquiera

Sandra: «Yo soy una mujer feliz»

Los que la observan por las calles de Matanzas no pueden evitar dirigirle una mirada. Sandra es dueña de una sensualidad especial y lo sabe. Es inteligente, segura y alegre. Le encanta el ballet y entre los clásicos prefiere «El Quijote» y «El lago de los cisnes». Con absoluta confianza y un poco de nervios accedió a esta entrevista, donde habla de esperanzas, sueños y desaciertos; de los desafíos de una mujer en el cuerpo equivocado.

Identifican a 56 víctimas de la tragedia aérea

Raúl Torres - Laureles y Olivos

MATANZAS-325.jpg

 

CANCIÓN OFICIAL

logo-elecciones-generales-2017-2018-750x470.jpg