Avanzar, a pesar del dolor

Fotos: Julio Cesar 

Desde horas tempranas del sábado varios comandos de bomberos de la hermana provincia de Villa Clara se encuentran prestando servicio en el lugar del siniestro que mantiene en vilo a toda Cuba.

Para el joven oficial del Cuerpo de Bomberos Reyneldo Torres Pérez representa una situación dura e impresionante.

“Ver nuestra técnica calcinada y conocer que nuestros compañeros perdieron la vida entristece mucho. Pensar en el estado de sus familiares lastima”.

Para el joven de apenas 23 años constatar la magnitud del incendio superó cualquier idea inicial que se había construido en su cabeza. El panorama es sobrecogedor.  

“Se trata de un incendio de grandes proporciones, de mucha complejidad. El peor al que me he enfrentado. Ahora estamos refrescando el tanque para enfriar toda esa área. Estamos inmersos en esas labores”.

Avanzar por el área es muy difícil. Mantenemos una distancia prudencial para proteger la vida”.

Luego de horas en la línea roja soportando el fuerte calor que emana de las llamas, la tripulación se dirige a reabastecer la técnica para regresar al lugar.

En el rostro lozano del bombero no se logra captar una señal de vacilación. Cerca de él se encuentran varias tripulaciones extendiendo las mangueras. Luego las pliegan y las colocan en los compartimentos. Nadie duda. Todos están listos para regresar. El dolor por las duras jornadas vividas es agudo, pero no paraliza, urge extinguir el incendio. Aunque no se logra entender del todo semejante osadía, están preparados para momentos así. 

Recomendado para usted

Sobre el autor: Arnaldo Mirabal Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *