La dignidad política como contragolpe (+Gráficas)

La dignidad política como contragolpe

Más que un “levantamiento popular contra el régimen” como dijo entonces la prensa occidental, los sucesos del 5 de agosto de 1994 reafirmaron el respaldo de la mayoría del pueblo de Cuba a su Revolución.

Como se recordará, el pueblo respondió de inmediato a quienes pretendían saquear tiendas y locales en medio del tumulto en calles del centro de la capital y en el Malecón, pero la aparición del presidente Fidel Castro cambió de cuajo el panorama y muchos que hasta ese momento daban rienda suelta a su ira, terminaron gritando ¡Viva Fidel!.

La dignidad política como contragolpe
La dignidad política como contragolpe
La dignidad política como contragolpe

(Texto tomado de Prensa Latina)

Recomendado para usted

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.