El pueblo matancero despide a Agustín Drake

Falleció el artista plástico Agustín Drake

El eminente artista plástico matancero Agustín Drake Aldama falleció en la ciudad yumurina, la mañana de este jueves 4 de agosto, a los 87 años.

Nacido en el poblado de Sabanilla, el primero de septiembre de 1934, Drake fue un niño pobre, descendiente de esclavos, que desde muy pequeño tallaba pequeñas figuras de madera y modelaba el barro que podía conseguir en la fábrica de ladrillos cercana a su casa.

A mediados de la década del 40, impulsado por una maestra que supo ver en él el hálito de la creación, matriculó en la prestigiosa academia de artes plásticas de Alberto Tarascó, con solo 11 años. Allí recibió los rudimentos técnicos del dibujo, la pintura y el grabado, pero, sin dudas, fue la escultura su medio de expresión más eficaz.

No tardó en labrar un estilo propio en el que se sintetizan las influencias visuales de las máscaras y tótems africanos, el arte del Antiguo Oriente y la tradición occidental. Valiéndose de todos los recursos a su alcance: piedras, metal, desechos industriales, objetos de uso cotidiano, huesos, fibras, semillas, su imaginario creativo se pobló de seres mitológicos, criaturas legendarias, improbables, que conforman una suerte de bestiario insular.

Entre los años 1959 y 1978 se desempeñó como profesor de la Escuela Provincial de Artes Plásticas de Matanzas, e incluso fue director de la misma. Esa vocación pedagógica lo acompañó hasta sus últimos días, algunos de los más importantes nombres de plástica cubana contemporánea se reconocen a sí mismos como sus alumnos.

Muchas de sus obras se encuentran en espacios públicos del a ciudad de Matanzas como el mural de piedra dedicado al Che, ubicado a la bajada del puente de Tirry o la escultura de hierro titulada Ofrenda, emplazada en el Paseo de Narváez.

Actualmente un grupo de artesanos y artistas matanceros se encuentran trabajando en su último proyecto, presentado durante el segmento matancero de la Bienal de La Habana, Ríos Intermitentes II. Se trata de El corazón del San Juan, una pieza instalativa, cinética, que colgará de una antigua grúa a orillas del río yumurino.

Agustín Drake recibió la Distinción por la Cultura Cubana y la Raúl Gómez García, y la medalla Alejo Carpentier, que otorga el Ministerio de Cultura, y el Sello 60 Aniversario de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). También fue candidato al Premio Nacional de Artes Plásticas. El Periódico Girón, junto al pueblo de Matanzas, lamenta esta sensible pérdida.


Lea también

Matanzas lamenta la pérdida del artista Agustín Drake

La obra de Agustín Drake Aldama ha sido premiada en Cuba y el mundo, por el sentimiento que transmite y, como él mismo afirma, por mostrar lo bello y… LEER MÁS »


Recomendado para usted

Sobre el autor: Giselle Bello

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.