Plata de Cocodrilos vale su peso en oro

Recibimiento de los Cocodrilos de Matanzas

En el opening day de la LXI Serie Nacional de Béisbol los Cocodrilos de Matanzas parecían un equipo fuera de liga, una selección armada para cubrir sin contratiempos los 75 partidos de la etapa regular y hacer valer su superioridad en los play off, en el afán de recuperar la corona cedida en 2021.

Bárbaro E. Arruebarrena, Yadil Mujica, Aníbal Medina, Eduardo Blanco, Jefferson Delgado, Ariel Sánchez y Javier Camero, sin incluir a Yadir Drake que se incorporó días después, parecían más que suficientes para incomodar a cualquier picheo rival.

Desde la lomita de lanzar un staff liderado por Yoanni Yera se enriquecía con otros dos zurdos de calibre como Dariel Góngora y Yamichel Pérez, en tanto Naikel Cruz, Renner Rivero y Armando Dueños llegaban ahora más maduros, sin menospreciar las posibilidades de experimentados como Joel Suárez, Noelvys Entenza y Jonder Martínez.

Con estos efectivos era previsible el arranque prometedor que firmaron los dirigidos por Armando Ferrer, quienes salieron victoriosos en sus primeros cuatro partidos y en 17 de 24, para luego caer en una dinámica perdedora en la que mucho influyó la salida de jugadores fundamentales.

En total fueron casi 20 las bajas del Matanzas que tuvo que superar la partida de su as Yera, del capitán Blanco y del pimentoso Drake, este último célebre por protagonizar un viaje a Cuba desde México para participar en un solo duelo de la gran final ante Granma.

Antes del inicio de la postemporada Entenza sufrió la pérdida de su padre después de años de pelear duro por la vida, y el lamentable desenlace multiplicó los deseos del serpentinero de pugnar por la corona, que se diluyó en siete enconados duelos ante el verdugo de antaño, Alazanes de Granma.

Ya en la decisiva instancia piezas claves en el engranaje de Cocodrilos, como Arruebarrena y Mujica, sufrieron lesiones que los limitaron ofensivamente, sin embargo, se las arreglaron para poner el pecho a las balas en el preciso instante en que los niños se separan de los hombres.

Roberto Loredo, receptor que había estado relegado a un segundo plano por años, se puso los arreos y de paso la capa de súper héroe para suplir a Andrys Pérez en un puesto cardinal y Ronney Muñiz, con apenas 15 turnos al bate en toda la lid, puso en escena un guión salido de un drama deportivo, para decidir un juego de la finalísima en calidad de emergente.

Muchos otros jugadores asumieron roles protagónicos dentro del diamante, como por ejemplo Yoisnel Camejo, quien se encargó de patrullar con sobriedad el jardín central e hizo lo suyo con el madero, Yamichel ratificó su sobrenombre de El Talismán con una estabilidad fuera de lo común y Góngora fue todo empuje pidiendo la bola en ocasiones reiteradas para lanzar las serpentinas.

Cuando al pasar el tiempo, las imágenes del último out del campeonato y la celebración de Alazanes inunden las pantallas televisivas, los seguidores de Cocodrilos seguramente tendrán recuerdos distintos, de hidalguía, tesón, coraje, de una medalla de plata que vale su peso en oro.

(Tomado de ACN)


Lea también

Cocodrilos de Matanzas

Reciben los matanceros a sus Cocodrilos de Matanzas

Vea minuto a minuto el recibimiento que le brinda el pueblo de Matanzas a sus campeones: los Cocodrilos de Matanzas. LEER MÁS »


Recomendado para usted

Sobre el autor: John Vila Acosta

1 Comment

  1. Si te complace todo lo que dices , ok pero nada más lejos de la realidad ,si comparas el equipo de Matanzas con Granma hombre x hombre los que estuvieron en el terreno Matanzas parecía un equipo mucho más maduro , incluso con los casi 20 bajas (primero eran 15) y que yo sepa al terreno solo salen 9+el designado que en el caso de Granma es un Benítez que ya está para el retiro , pero Granma tubo los mismos problemas bajas lecciones etc, pero el equipo que jugó la final fue casi un equipo improvisado, a ver quien era Palma , Millán , Tamayo ,la diferencia la hizo que se sobrepusieron a todas las trabas que les pusieron ( detener un Play off después de un triunfo aplastante , recurrir a la noticia de que algunos no irían a Holanda)les dieron el chance a Matanzas y no pudieron rematar incluso así ganaron dos juegos cerrados , trajeron a Drake (aplausos) pero Drake el año pasado estaba en el equipo y no hizo nada
    La Justificación prostituye el carácter
    Lo que si hay que resaltar es que se mostraron respeto en el Terreno uno al otro ,incluso cuando había un pelotazo y más allá de la rivalidad en el terreno parece que hay buenas relaciones entre ambos equipos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.