El Departamento de pensar de los Cocodrilos de Matanzas

Numerosos aficionados se preguntan por qué no se escribe, al menos unas palabras sobre el alto mando del equipo Cocodrilos de Matanzas. Parte importante durante todo el trayecto, pero sobre todo a partir de que efectuaron los cuatro últimos juegos de la etapa clasificatoria y los dos Play Off de la actual contienda beisbolera.

Numerosos aficionados se preguntan por qué no se escribe, al menos unas palabras sobre el alto mando del equipo Cocodrilos de Matanzas. Parte importante durante todo el trayecto, pero sobre todo a partir de que efectuaron los cuatro últimos juegos de la etapa clasificatoria y los dos Play Off de la actual contienda beisbolera.
Tales consideraciones están sustentadas en que, ante tantas ausencias de peloteros del conjunto, su cuerpo de dirección se las vio fea, pero, junto a los peloteros, logró 12 éxitos de 13 posibles. ¡Fabuloso!
Éxitos logrados frente a los dos mejores equipos, al menos por su rendimiento hasta ese momento: Las Tunas y Sancti Spíritus, por ese orden.
Lo que pasa es que tales valoraciones se realizan, por lo general, al final de la temporada, sin obviar, claro está, las buenas y las malas. Aunque me pregunto si se necesita hablar de lo se ve a diario.
Y algunos dirán que si se hace con los peloteros, ellos también lo merecen. Lógico, es humano.

Lea también: Ausencias matizarán gran final de la pelota en Cuba, opina Ferrer

Béisbol: El relevo de los actuales Cocodrilos se alista

Pero es que Ferrer, Quirantes, Salgado, Junco –ausente por su próximo viaje a México–, los Garro, Arcos y demás están implícitos en cuanto se diga del colectivo, del que son parte. Alguien duda de que los triunfos son de ellos también, como lo son las derrotas, por una u otra causa. Es más, ellos cargan, casi siempre, con las críticas y dolores de cabeza.
Sí, entiendo que deseen ver y leer sus nombres, como los del resto del elenco de los saurios, y que consideren los lectores que si se arremete contra ellos cuando hay una posible mala decisión –a consideración de cada cual–, por qué ahora no, cuando los Cocodrilos acaban de escribir unas tres cuartos de página de gloria para el béisbol de la provincia. El otro cuarto lo completará el título en su vitrina del estadio Victoria de Girón.
Bien, es cierto, ellos deciden qué y cómo hacer, siempre para bien, aunque el resultado al final de un partido o temporada no sea compatible con ese interés.
Ahora, frente a Alazanes de Granma, llega una nueva oportunidad –o dolor de cabeza y algo más– para Ferrer, Salgado, Quirantes y los otros, pero compartimos con sus fieles y genuinos seguidores de que el alto mando rojiamarillo pondrá a prueba su capacidad de actuar con inteligencia para conducir por cauces adecuados al picheo, bateo y defensa. Pues de una buena estrategia también  dependerá el éxito de cada juego.
Nadie es perfecto, ellos son parte esa aseveración, pero cuanto hacen es siempre en busca de un buen resultado. Es la mejor respuesta dada. Como parte del colectivo, para el alto mando también la suerte está echada a partir de este viernes.

Recomendado para usted

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.