Joven rescatista: volvimos con la certeza del deber cumplido

Joven rescatista afirma que regresaron con la satisfacción del deber cumplido

Fue muy duro ver tantos cultivos destruídos y casas afectadas donde el agua nos llegaba a la altura del pecho, pero volvimos con la certeza del deber cumplido, afirmó la joven rescatista Carema Sarabria Águila, miembro del grupo de voluntarios que trabajó para salvar vidas en zonas inundadas por las lluvias en esta localidad rural cubana.

La mujer de 21 años de edad, estudiante de la Universidad de Ciencias Médicas de la provincia de Matanzas, participó como parte del Grupo Especializado de Operaciones de Socorro (GEOS) en la evacuación de más de medio centenar de personas, junto a sus animales afectivos y algunos bienes.

A varios residentes los sacamos en camilla, recuerdo a una pareja de ancianos que vivían en una casa de madera en malas condiciones pero no querían irse, tuvimos que convencerlos, los pusimos a salvo y trasladamos el refrigerador y otras pertenencias a una loma pequeña, declaró a la Agencia Cubana de Noticias.

Se perdieron cosechas de arroz y frijoles, también se destruyeron completamente algunos muebles y colchones, el agua estaba por todas partes, comentó Sarabria Águila sobre su experiencia en zonas anegadas como Camilo I y Socorro, ambas en el municipio de Pedro Betancourt.

En Camilo I había unas casas muy alejadas del centro del pueblo y los rescatistas llegamos hasta allá, ayudamos a la población a poner sus pertenencias en alto para que no se mojaran, significó.

Algunos al principio no querían cooperar, los pobladores de la localidad de Socorro, donde no había llovido aquel día, no entendían por qué debían evacuarse: hasta ese lugar llegó el agua por escurrimiento desde Camilo I; el equipo tuvo que caminar más de un kilómetro en medio del fango para sacar a unos ancianos, refirió.

Fue muy bonito recibir las muestras de agradecimiento de la población, entre varios vecinos se pusieron de acuerdo y nos prepararon una merienda por la noche, al otro día cada uno aportó un poco de leche y nos brindaron para desayunar, rememoró.

Judith Rodríguez Reyes, jefa del GEOS en Matanzas, recalcó la complejidad de la labor desarrollada en las comunidades afectadas por inundaciones, escenario complejo para la extracción de embarazadas, menores de edad y otros individuos especialmente vulnerables.

Mientras sacaba de una vivienda a un niño pequeño muy asustado le puse mi casco para hacerlo sentir más seguro, cuando estuvo a salvo me chocó la mano y dijo que quería ser rescatista, recordó la fundadora del Grupo perteneciente a la Cruz Roja Cubana.

(Tomado de ACN)


Información relacionada

Afectan inundaciones a comunidad Camilo 1 en Pedro Betancourt

La comunidad de Camilo 1, en el municipio de Pedro Betancourt resultó afectada por las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias ocurridas en las últimas 24 horas. READ MORE »


Recomendado para usted

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.