Arranca en Los Ángeles la IX Cumbre de las Américas, bajo la sombra del fracaso

Excluir a Cuba de Cumbre de Las Américas, otra forma de bloqueo

La IX Cumbre de las Américas comienza hoy en Los Ángeles, California, bajo la sombra del fracaso y ausencias que podrían propinar un revés al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su política regional.

El evento, previsto del 6 al 10 de junio, arranca este lunes con las reuniones entre representantes de la sociedad civil, el sector privado y otros encuentros previos al segmento de alto nivel en los últimos dos días, alrededor del cual persisten las incógnitas.

Para algunos observadores, el lema de la Cumbre “Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo”, quedó solo en un balbuceo bienintencionado.

Lea más: Pepe Mujica asegura que la Cumbre de las Américas va a ser “más ruido que nueces”

Sostienen además que el evento se preparó de manera poco clara por parte de Estados Unidos y se evidenció en la forma que negociaron un llamado Plan de Acción en Salud y de Resiliencia de las Américas hasta el año 2030.

El documento abunda en elementos neoliberales y tiene muchas carencias respecto a las necesidades reales de los pueblos en esta parte del mundo, alegan los especialistas.

Plantean también que los grandes retos de los pueblos del continente americano no se solucionan mediante la exclusión, la confrontación o la violencia, sino mediante el respecto a la diversidad y la cooperación.

La decisión de los anfitriones de hacer una reunión con invitados de sus simpatías políticas y excluir algunos países como Cuba, Venezuela y Nicaragua causó reacciones de rechazo a nivel continental.

De hecho, todavía está en duda la participación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien defiende el principio de que deben asistir todos los países en igualdad de condiciones o de lo contrario no irá a Los Ángeles.

Pero Biden “quiere personalmente” que López Obrador lo acompañe en la apertura de la cumbre, afirmó Juan González, principal asesor del jefe de la Casa Blanca para América Latina.

Al referirse a las exclusiones, algunos expertos advirtieron que, por ejemplo, resulta injustificado e incoherente pretender afrontar los desafíos en el ámbito de la salud en las Américas dejando de lado a Cuba, señalado por el alto nivel de su sistema de salud pública.

La isla caribeña ha sido igualmente uno de los que más aportó a la cooperación internacional en temas sanitarios, incluyendo el enfrentamiento a la pandemia global de la Covid-19.

La VIII Cumbre de las Américas tuvo lugar en abril de 2018 en Lima, capital de Perú. Donald Trump, entonces ocupante del Despacho Oval, no fue, una actitud que en su momento levantó no pocas críticas.

Sin embargo, paradojas, todos los países del área fueron invitados, a diferencia de esta IX Cumbre, lo que desde ya significa un retroceso en las relaciones hemisféricas.

El activista Manolo de los Santos subrayó que a ese plan de dividir se opone la Cumbre de los Pueblos por la Democracia, que tendrá lugar de forma paralela en Los Ángeles.

“Como la Cumbre de las Américas de (Joe) Biden está marcada por la exclusión y la imposición de una agenda política, nuestra Cumbre reunirá diversas voces de todas las Américas”, afirmó De los Santos, director del movimiento The People’s Forum.

Varias agrupaciones políticas y sociales de América Latina y una amplia participación de diferentes sectores estadounidenses reiteraron su presencia en la urbe de California.

“Tenemos una coalición de más de 150 organizaciones en Estados unidos y en Los Ángeles que apoyarán y movilizarán para esta cumbre de los pueblos”, añadió.

América Latina y el Caribe contra las exclusiones de la Cumbre

AMLO en su habitual conferencia de prensa. Foto: Roberto García / La Jornada.

La exclusión de la convocatoria a Cuba, Venezuela y Nicaragua para el evento previsto para los días 6 al 10 de junio, ha provocado reacciones disímiles.

Varios presidentes de la región, entre ellos el mexicano Andrés Manuel López Obrador, han insistido en que todos los países debían formar parte de la cumbre y condicionaron su participación a este factor.

“Puedo asegurar que en ningún caso asistiré”, afirmó el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y agregó que “el gobierno de Estados Unidos concibió desde un inicio que la Cumbre de las Américas no fuera inclusiva”.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, también confirmó que no participaría. “Consecuente con los principios y valores del Estado Plurinacional de Bolivia, reafirmo que una Cumbre de las Américas que excluye a países americanos no será una Cumbre de las Américas plena, y de persistir la exclusión de pueblos hermanos, no participaré de la misma”, escribió en su perfil en Twitter.

“En Venezuela tenemos el camino claro: unión, inclusión, diversidad, democracia y el derecho a construir nuestro propio destino. Rechazamos las pretensiones de excluir y discriminar a pueblos en la Cumbre de las Américas”, escribió por su parte el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“No nos interesa estar en esa cumbre”, dijo el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Desde Honduras, la presidenta Xiomara Castro afirmó: “Asistiré a la Cumbre solo si están invitados todos los países de América sin excepción. ‘El estudio más digno de un americano es América’”.

También se pronunciaron en contra de esta decisión de Washington la Comunidad del Caribe (Caricom), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el grupo de Puebla.

Incertidumbre ante las ausencias

La ciudad de Los Ángeles en EE.UU. Foto: VisitUS

La prensa norteamericana señala que las idas y venidas en torno a la asistencia a la cumbre son indicativas de la dinámica cambiante en el hemisferio occidental, ya que algunos países se distancian de Estados Unidos.

Algunos funcionarios estadounidenses han restado importancia a la reticencia de algunos líderes a asistir como un intento de apelar a su base política y han advertido de que no hay que interpretar estas decisiones como una señal de la disminución de la influencia de Estados Unidos.

Según CNN, la administración se ha esforzado por mantener la influencia de Estados Unidos en la región, incluso mediante las recientes visitas de alto nivel de la primera dama Jill Biden y la vicepresidenta Kamala Harris.

El exsenador Christopher Dodd, quien actúa como asesor especial para la cumbre, viajó a Sudamérica y se reunió con funcionarios de Brasil, Chile y Argentina.

Tras la visita de Dodd, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil confirmó que el presidente Jair Bolsonaro asistirá a la cumbre y planea mantener sus primeras reuniones bilaterales con Biden.

Dodd ha mantenido conversaciones similares con otros líderes de la región, incluidas largas conversaciones con López Obrador, aunque todavía no ha conseguido el compromiso del líder mexicano de asistir.

Los líderes de Honduras, Guatemala y El Salvador tampoco se han comprometido aún a acudir a la cumbre, a pesar de que Harris ha trabajado para cultivar las relaciones en la región.

Otras naciones, como Chile y Argentina, han criticado la decisión de Washington de excluir a ciertos países.

No obstante, incluso medios occidentales como el diario español El País han cuestionado el rol de EE.UU. como anfitrión de la cita hemisférica: “La exclusión de la convocatoria a Venezuela, Cuba y Nicaragua por su “falta de compromiso con la democracia” ha sido un error estratégico (de EE.UU.) que ha servido como detonante para canalizar acumuladas frustraciones por parte de los países de América Latina con el gigante del norte”.

“La reacción desde el Departamento de Estado ha sido acusar de intento de boicot, mostrándose out of touch (desconectado) en su relación con la región e incapaz de medir el pulso político”, agrega el artículo Cumbre de las Américas: Estados Unidos desconectado.

De acuerdo con Matias Bianchi, autor del citado texto periodístico, pareciera que la Administración de Biden “está más preocupada por el conflicto en Ucrania y en contentar a su electorado más conservador en miras a las elecciones de medio tiempo que se aproximan, que en ser un socio estratégico para resolver las agendas acuciantes que tiene con sus vecinos del sur”.

Hechos más relevantes de las Cumbres de las Américas

Recomendado para usted

Sobre el autor: Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.